Dieta blanda

Beneficios de la llevar una dieta blanda

La dieta blanda no está pensada para perder peso como tal sino que intenta paliar los efectos de alguna enfermedad estomacal tipo gastritis, diarrea, o similar y al comer alimentos de bajo aporte energénico tambíen se pierde peso.

Los doctores la suelen recomendar durante unos días para proteger los órganos internos, mejorar la digestión y el funcionamiento del resto de los órganos. Pasado este tiempo, la persona podrá ir introduciendo poco a poco alimentos más pesados hasta volver a la dieta normal anterior a la dolencia.

Esta dieta también es muy recomendada en los días anteriores a una cirugía.

La dieta blanda puede hacerla cualquier persona, tanto adultos, personas mayores como niños, ya que su principal función es paliar los efectos de una dolencia de estómago.

Alimentos permitidos.

  • Bebidas: la bebida principal será el agua, infusiones y en algunas ocasione bebidas isotónicas. Están prohibidos los refrescos y el alcohol.
  • Postres: los yogures, principalmente naturales, y los flanes sientan muy bien al estómago.
  • Sopas: pueden ser de caldo de pollo o de pescado, con fideos o arroz, no se deben añadir muchos condimentos porque pueden sentar pesados. También puede tomarse cremas de verduras suaves como la de calabacín.
  • Lácteos: se puede tomar yogur natural preferentemente sin azúcares ni edulcorantes añadidos, queso fresco tipo de Burgos y leche.
  • Proteínas: se deben de tomar carnes blancas como la de pollo, pavo conejo, ya que son más suaves que las carnes rojas. La merluza y la lubina son dos de los pescados blancos más indicados en la dieta blanda.
  • Frutas y verduras: se aconseja tomar las verduras en puré, nunca crudas y eligiendo las más bajas en fibra. Las fruta más recomendada para este tipo de dieta es la manzana asada o en compota y el plátano, aunque se pueden tomar otras pero que no contengan mucha fibra. Las de hueso están desaconsejadas.
  • Cereales y pan: no pueden ser integrales debido a su alto contenido en fibra, ya que se suelen hacer con una finalidad astringente. El pan debe de ser blando, de leche o molde, evitando el pan de con corteza o el de pueblo.

Menú semanal de la dieta blanda

Anteriormente comentamos que el objetivo principal de esta dieta es mejorar las molestias del estómago derivadas de alguna dolencia tipo gastroenteritis, gastritis, diarrea o un simple empacho. Por ello la cantidad de alimento no debe de ser excesiva, se comerá a pocos y varias veces al día facilitando la digestión.

Para seguir con éxito una dieta blanda a continuación se describen unas normas básicas:

  • Pobre en grasa: carnes y pescados blancos, huevo en tortilla, se debe de evitar en todo momento cocinarlos fritos, preferentemente al vapor, horno y a la plancha, reduciendo la cantidad de aceite lo máximo posible.
  • Baja en fibra: en esta dieta no se pueden tomar legumbres, tampoco las verduras con mucha fibra como las espinacas. Al igual que la carne se recomienda el cocinado mediante cocción, vapor, papillote o asado junto la carne o pescado.
  • Están prohibidos los azúcares, el picante, las especias, alcohol y refrescos, también los excitantes como el café y el té.

Ejemplo de menú semanal de la dieta blanda

  • Lunes
    • Desayuno: dos rebanadas de pan blando con pechuga de pavo.
    • Media mañana: pieza de fruta bien madura.
    • Comida: tortilla francesa, sopa de pollo.
    • Merienda: yogur natural e infusión.
    • Cena: crema de verduras y 3 o 4 lonchas de jamón cocido.
  • Martes
    • Desayuno: dos rebanadas de pan blando con pechuga de pavo.
    • Media mañana: pieza de fruta asada o en compota.
    • Comida: puré de verduras y lubina a la plancha.
    • Merienda: yogur natural e infusión.
    • Cena: judías verdes con patata cocida.
  • Miércoles
    • Desayuno: dos rebanadas de pan blando con pechuga de pavo.
    • Media mañana: pieza de fruta bien madura.
    • Comida: arroz en blanco con filete de pollo a la plancha.
    • Merienda: yogur e infusión.
    • Cena: merluza al papillote
  • Jueves
    • Desayuno: dos rebanadas de pan blando con pechuga de pavo.
    • Media mañana: manzana asada o en compota.
    • Comida: acelgas cocidas con filete de pavo a la plancha.
    • Merienda: yogur e infusión.
    • Cena: tortilla francesa.
  • Viernes
    • Desayuno: dos rebanadas de pan blando con pechuga de pavo.
    • Media mañana: pieza de fruta bien madura.
    • Comida: menestra de verduras con lenguado a la plancha.
    • Merienda: yogur e infunsión.
    • Cena: puré de verduras.
  • Sábado
    • Desayuno: dos rebanadas de pan blando con pechuga de pavo.
    • Media mañana: pieza de fruta asada o en compota.
    • Comida: pollo asado con manzana al horno.
    • Merienda: yogur e infusión.
    • Cena: crema de espárragos y merluza a la plancha.
  • Domingo
    • Desayuno: dos rebanadas de pan blando con pechuga de pavo.
    • Media mañana: pieza de fruta bien madura.
    • Comida: conejo al horno con tomates asados.
    • Merienda: yogur e infusión.
    • Cena: crema de verduras.